Estimulación sensorial

Vivir realmente increíble

Hace un par de meses tuve la fortuna de conversar con una mamá, una mujer profesionista, madura y feliz madre de un pequeño de 3 años con síndrome de down. Me comentó que trabajó durante 25 años en una compañía de seguros muy grande y conocida en México, durante si vida laboral en esta empresa vivió su embarazo y cuando nació su bebé y la empresa supo que tenía síndrome de down, la despidieron, ya que consideraban que al ser mamá y más aún de un pequeño con capacidades diferentes, ya no sería una persona profesional y que solicitaría permisos ya que el crío requeriría muchos más cuidados, terapias y atención. La feliz madre me hizo solo el comentario que en realidad esa empresa no es congruente con si slogan y que tal vez para ellos vivir como mamá de un pequeño con capacidades diferentes no es tan increíble, ni optimista en México.

Hay muchas historias similares de mujeres profesionistas que se encuentran ya sea en desventaja al convertirse en madres o sin apoyo de sus empresas, que manejan doble moral e incongruencia entre sus valores, filosofía y principios, ya que desperdician el talento de una mujer que además, al ser madre, se vuelve mucho más sana lo cual implica menos inasistencias por temas de salud, más responsable ya que cuida aún más su trabajo, y por naturaleza femenina es más entregada y enfocada al servicio, más creativa (los niños te aterrizan y te empujan a ver las cosas desde otra perspectiva) y organizada, es decir es aún una mejor empleada.

Regresando un poco al caso de la mamá de la aseguradora, quien por supuesto es más fuerte desde que es madre, emprendió un negocio bastante rentable de estética canina móvil, que le permite organizar su tiempo y trabajar con su pequeño en la terapia, el va a la escuelita y ella crece en su negocio. Una mamá se convierte en una persona empoderada en el momento en que mira los ojitos de su bebé.

Esta historia me conmovió y me movió tanto pensamientos como emociones en el momento oportuno, ya que también soy madre y ¿por qué en el momento oportuno? Resulta que la prima de una amiga trabajaba en una empresa con un horario especial negociado y acordado desde hacía ya algunos años, dando resultados, responsable y comprometida, ocurrieron algunos cambios en el organigrama y su nuevo líder la presionaba de una manera cobarde para que cubriera horas pompa más que un enfoque en logro de metas, la prima y mi amiga tenían ya un viaje pagado desde hacía tiempo y l prima estuvo a punto de perderlo para no perder el trabajo, sin embargo priorizó lo importante para ella sobre lo poco importante que ella era considerada para su líder y decidió hacer el viaje, un viaje que resultó todo un éxito por cierto, y ¡no pudo tomar mejor decisión! ya que a los pocos días de su regreso sin siquiera hablar fue despedida de un día para otro. ¿Crees que de no haber realizado el viaje seguiría contratada? Por supuesto que no.

La moraleja es que mientras las empresas contraten recursos y no personas, que contraten horas y no objetivos cumplidos, que no usen tecnología para el trabajo remoto, y que no cuiden a la gente sobre todo a las mamás quienes además de ser productivas y ser quienes generan ingresos en las empresas están formando niños felices y la sociedad futura, ningún godín debe poner su trabajo por encima de su familia, bienestar, salud ni paz y armonía mental, viajes, hobbies. Tu eres reemplazable en todos lados excepto para tu familia.

Si tu eres una persona talentosa, responsable y trabajadora, no temas al despido, crea tu propia forma de generar ingresos, que te permitan tener una vida y prioriza lo que es realmente importante para vivir increíble, el dinero y lo material ¿es importante? si pero a costa de que a tu familia le faltes tu?

Disfruta deliciosos cupcakes estimulantes y ¡ponte creativo! tal vez crees una empresa, un invento, un servicio, una solución o un montón de estas cosas al saborear nuestros cupcakes.

Whatsapp: 5512883949

http://www.chacharitasbakery.com

http://www.facebook.com/ChacharitasBakery

Estimulación sensorial

Complejo de inferioridad y pequeño coto de poder

Vas conduciendo por una avenida muy transitada, al parecer más adelante hay un auto detenido que entorpece el flujo vehicular, de pronto se encuentra una entrada que tiene marcado el uno y uno, tu que eres muy cortés y educado dejas pasar al auto que desea entrar, inesperadamente te percatas que tiene una extensión… pero no no lo es, tampoco es su rémora ya que no estamos en el océano sino en la selva de asfalto ¡es otro auto! va tan pegado que piensas que son uno mismo, el auto al que dejaste pasar corre el riesgo de ser chocado y tu mejor respiras y lo dejas pasar con espacio suficiente ya que no le interesa dañar su auto, lo bendices apretando mandíbula y al mismo tiempo te preguntas ¿cuál será su prisa? ¿irá a recoger una herencia multimillonaria?¿tendrá una emergencia de vida o muerte? ya que se le ve nervioso y ansioso, aperrado digamos para ser más específico.

Más adelante, pasando el auto detenido que complicó un poquito más el flujo vial en esta hermosa ciudad con más de 20 millones de habitantes, se libera y está todo libre, no lo puedes creer es como ver la luz al final del camino, ¿pero que ven tus ojos? el auto extensión efectivamente no era extensión es un conductor que ahora entorpece el paso otra vez para ver lo que sucede con el vehículo detenido… entonces no te deja pasar, y atrás el caos y el detenido, entonces lo bendices otra vez y te preguntas ¿será perito? ¿será familiar del conductor del auto detenido? ¿o es medico y quiere asegurarse que el otro conductor se encuentre bien? Tantas preguntas, por lo menos las primeras preguntas acerca de la prisa, la herencia o la posibilidad de vida o muerte ya quedaron resueltas, no era el caso.

Al fin el estorbo metiche pasa y va con una calma que ya no sabes si te transmite paz o desesperación, ya que actúa incongruente, prisa y aperramiento, estorbo, metiche, lento… tampoco fueron el caso tu segundo bloque de preguntas… lo bendices y te preguntas ¿qué chi…. le pasa a este conductor?

Esta anécdota, vivencia, película, se repite con frecuencia en nuestra ciudad, entre vehículos, motociclistas, ciclistas y peatones, con los scooters y con cualquier persona que tiene el síndrome de complejo de inferioridad.

Pero ¿en qué consiste el complejo de inferioridad?  Una persona que se siente inferior se está comparando constantemente con los demás, tiene la sensación de que no está a la altura y se siente menos valiosa e incapaz de hacer cosas que otros si pueden. Esta situación provoca un deterioro significativo de su autoestima y a tener un pobre autoconcepto de ella misma.

El tener un complejo de inferioridad provoca mucha frustración personal y ansiedad. Las personas que sufren un complejo de inferioridad se enfrentan a un grave problema que limita una o más áreas de su vida.

PSICOLOGÍA EN LÍNEA

¿Alguna vez has sido tu quien reacciona de manera egoísta y descortés para obstruir el flujo vehicular, no ceder el paso, aventar el auto en vez de esperar? Analízate, no puedes cambiar a los demás, pero si puedes cambiar tu y educar con el ejemplo a esos ojitos limpios que te miran y admiran. Disfruta cupcakes deliciosos y reflexiona si puedes ser mejor persona con pequeños cambios cada día.

Whatsapp: 5512883949

http://www.chacharitasbakery.com

http://www.facebook.com/ChacharitasBakery

Estimulación sensorial

Alegría y generosidad – Japón

En un lejano lugar nacieron dos hombres, el mismo día y a la misma hora. Ambos eran de familias muy humildes y para sorpresa de toda la aldea, vinieron al mundo con el mismo defecto físico: los dos tenían un gran bulto en su frente.

Cuenta esta vieja fábula japonesa, que la familia de Tse, uno de los hombres, era profundamente orgullosa y llena de soberbia. Sentían que estaban por encima de los demás y les gustaba destacarse. En cambio, la familia de Yung, el otro hombre, era humilde y tranquila. Todos los integrantes eran muy amorosos y buenos entre sí.

Fruto de su orgullo y soberbia, la familia de Tse sintió que se moría cuando vieron que el nuevo miembro de la familia tenía un defecto físico. No podían creer que uno de los suyos tuviera esa protuberancia tan poco estética en su rostro. Intentaron, sin éxito, extirparle el chichón. Todo fue inútil.

Mientras tanto, la familia de Yung actuó de manera muy diferente. Pensaron que el niño iba a necesitar más amor que cualquier otro. Por eso le educaron entre mimos y un enorme afecto. Le enseñaron que valía mucho y que el defecto en su frente no tenía por qué hacerlo sentir avergonzado.

Tse creció sintiéndose muy desgraciado. Su familia se avergonzaba de él y siempre pretendían ocultarlo. Le tapaban la frente con un sombrero, pero aún así no conseguían esconder el gran chichón que había en ella. Por eso Tse se convirtió en una persona acomplejada y triste.

Por su parte, Yung creció como un niño normal. Los demás chicos se burlaban de su chichón, pero él no le daba importancia. Incluso aprendió a bromear sobre sí mismo y se reía con los demás. Estos dejaron de ver el defecto de Yung y se fijaban más bien en su alegría y en lo buen amigo que era.

Dice esta vieja fábula japonesa, que Yung se transformó en un joven curioso y alegre. También era osado y aventurero. Entre tanto, Tse detestaba a los demás. Sentía amargura y no entendía por qué había tenido tan mala suerte al nacer.

Un día Yung se internó en el bosque y sin darse cuenta, cayó la noche. Decidió quedarse descansando allí. Ya era tarde cuando escuchó una algarabía. Cautelosamente se acercó a una fogata que se veía cerca y desde los matorrales vio lo que estaba sucediendo. Había un grupo de seres fabulosos que estaba bailando alrededor del fuego. Su apariencia era extraña. Se trataba de unos genios.

Yung sintió miedo, pero la fiesta se veía tan animada que no pudo resistir. Se aproximó, ante la mirada sorprendida de los genios y comenzó a bailar. Según cuenta esta fábula japonesa, los genios se sintieron agradados por la alegría de Yung. Bailaron con él hasta el amanecer. Rieron y jugaron a su lado.

Cuando Yung se despidió, ellos no querían que se fuera. Por eso tomaron el chichón de su frente, se lo quitaron y le dijeron: “Nos quedaremos con tu chichón para que vuelvas otra vez a bailar con nosotros”. Ellos ignoraban que para Yung era un alivio privarse de esa protuberancia y que no tenía ningún interés en volver por ese chichón que le habían quitado.

Yung volvió a la aldea, sin el chichón, y todos quedaron atónitos. Les contó la extraordinaria situación que había vivido y nadie podía creerlo. Entonces Tse, pensó que esa era su gran oportunidad. Le pidió a Yung que le prestara sus ropas, para hacerse pasar por él. Así iría y los genios también le quitarían esa molesta protuberancia de su frente.

Así lo hizo. Se internó en el bosque y ya de madrugada escuchó el jolgorio. Inmediatamente se acercó. Sin embargo, estaba ansioso de que le quitaran el chichón. Nada más le importaba. Por eso no bailó, ni compartió la fiesta con los genios. Estos intentaban sumarlo a la celebración, pero Tse se apartaba con rabia y fastidio.

Ya iba a amanecer cuando uno de los genios se acercó y le puso un nuevo chichón en la frente a Tse. “Toma tu chichón”, le dijo. “Es hora de que te vayas y, tranquilo, no te molestes en volver”. Así fue como, según esta antigua fábula japonesa, Tse volvió a la aldea con dos chichones. Desde entonces todos aprendieron que la alegría y la generosidad atraen sucesos maravillosos. Por el contrario, la ira y el egoísmo solo atraen al mal y la soledad.

Whatsapp: 5512883949

http://www.chacharitasbakery.com

http://www.facebook.com/ChacharitasBakery

Estimulación sensorial, planeta

Yo cumplo con mi parte

Aquel día hubo un gran incendio en la selva.

Todos los animales huían despavoridos. En mitad de la confusión, un pequeño colibrí empezó a volar en dirección contraria a todos los demás. Los leones, las jirafas, los elefantes… todos miraban al colibrí asombrados, pensando qué demonios hacía yendo hacia el fuego.

Hasta que uno de los animales, por fín, le preguntó: “¿Dónde vas? ¿Estás loco? Tenemos que huir del fuego”.

El colibrí le contestó: “En medio de la selva hay un lago, recojo un poco de agua con mi pico y ayudo a apagar el incendio”.

Asombrado, el otro animal sólo pudo decirle “Estás loco, no va a servir para nada. Tú solo no podrás apagarlo”.

Y el colibrí, seguro de sí mismo, respondió:
“Es imposible, pero yo cumplo con mi parte.”

Whatsapp: 5512883949

http://www.chacharitasbakery.com

http://www.facebook.com/ChacharitasBakery

Estimulación sensorial, planeta

La unión hace la fuerza

Érase una vez una bandada de palomas que voló en busca de comida dirigidos por su rey. Un día, habían volado una larga distancia y estaban muy cansadas. El rey paloma les animó a volar un poco más lejos. La paloma más pequeña tomó velocidad y encontró un poco de arroz esparcido debajo de un árbol de higuera. Así que todas las palomas aterrizaron y comenzaron a comer.

De repente, una red cayó sobre ellas y todas quedaron atrapadas. Vieron a un cazador acercándose con una enorme escopeta. Las palomas agitaron desesperadamente sus alas tratando de salir, pero fue en vano. El rey tuvo una idea. Aconsejó a todas las palomas que volaran juntas llevando la red con ellas. Dijo que la unión hace la fuerza.

Cada paloma tomó una porción de la red y juntas volaron con ella. El cazador las miró asombrado. Intentó seguirlas, pero volaban tan alto sobre las colinas y valles. Volaron a una colina cerca de una ciudad de templos donde vivía un ratón que podía ayudarlos. Era un fiel amigo de la paloma rey.

Cuando el ratón escuchó el fuerte ruido de su acercamiento, se escondió. El rey de las palomas lo llamó suavemente y luego el ratón se alegró de verlo. El rey paloma explicó que habían sido atrapados y necesitaban la ayuda del ratón para roer la red con sus dientes y liberarlos.

El ratón estuvo de acuerdo y dijo que primero liberaría al rey. El rey insistió en que primero liberara a sus súbditos y él al final. El ratón entendió los sentimientos del rey y cumplió con sus deseos. Comenzó a cortar la red y una por una todas las palomas fueron liberadas, incluido el rey paloma.

Todas agradecieron al ratón y se fueron volando juntas, unidas en su fuerza.

Reflexiona acerca de la unión, ¿qué puedes hacer para fortalecer la unión entre ciudadanos?

Whatsapp: 5512883949

http://www.chacharitasbakery.com

http://www.facebook.com/ChacharitasBakery